Si bien la corrupción apunta principalmente en la desconfianza de los gobiernos estatales y federales, también puede encontrarse desde las instancias locales, principalmente con esquemas de condonación y cancelación de deudas con una gran discrecionalidad.